Viene Merkel. ¿Cómo se ocupa un congreso?

Imaginario 25 de septiembre.

Vuelvo a casa de la #Asamblea25s en la Plaza del Carmen de Madrid. Había #dudas25s. Es agosto, y los medios han quemado la noticia, sólo algunos la siguen con atención: se quiere “tomar el congreso” el 25 de septiembre. Y yo que no dejo de pensar en ella.

También me estaba acordando de Merkel y de los hombres de negro. #FuckTheTroika

Días de dudas, confusión y angustia… shock, calor y caos…reinventarse en el #15M. Y vuelvo a casa tras contemplar un fenómeno asombroso… el de imaginar, hablar, debatir, gritarnos por un megáfono, cómo hacer una movilización que provoque un proceso constituyente. Esta tarde en la plaza, voz en alto, se volvía a imaginar como cambiar el mundo.

La propuesta es utópica y puede parecer imposible alcanzar una constitución tan buena, tan éticamente impecable, un ordenamiento jurídico tan perfectamente justo, que esté a la altura del 15M. Por supuesto, esa constitución se haría tras un proceso constituyente tan transparente, horizontal e inclusivo, tan democrático… Ya sabéis… Y todo esto, después de una movilización masiva, que paralice el parlamento y obligue a dimitir al gobierno. ¿Quién dijo fácil?

Utópica puede, porque puede llegar a ser real. Lo irreal, lo inimaginable, son estos recortes criminales de sanidad y educación, los datos de paro… o los de esta estafa financiera. Inimaginable es el corralito bancario de preferentes, que puede ser total. Un gobierno que no explica a los ciudadanos qué supone un segundo rescate, chantaje financiero. Y menos, convocar elecciones o rectificar sus políticas. Y nadie dimite y miles y miles de familias son desahuciadas de sus casas todas las semanas. Y en las cárceles no entran ricos. Y cada vez son más los que pasan hambre.

NO DEBEMOS, NO PAGAMOS… CAMBIAR DE AMOS, NO ES DEMOCRACIA.

En la plaza escuchas, sientes, hablas, imaginas… y entonces… lo ves claro. Es una idea. Ha ocupado tu mente. El congreso está tomado. Se alcanza un proceso de cambio verdaderamente democrático.

Una gran movilización de desobediencia civil masiva ha ocupado mi mente. Intensamente. Ya vengo pensando en acciones directas no violentas. Y ni estoy solo, ni soy el único. Y la conciencia colectiva aprende que desobedeciendo gana al monstruo. Que si somos muchos juntos, desobedeciendo lo injusto, se vence al miedo. Y también aprenderá cómo se hace una constitución desde abajo, de forma horizontal e inclusiva, o lo que haga falta. Es lo que tiene la conciencia colectiva, que ya lo sabe todo o puede aprender hacer lo que quiera.

Ocupar el congreso, tomar las calles, rebelarse… Experimentar masivamente esa vivencia, la de desobedecer, la de ocupar… la conciencia colectiva, las plazas o el congreso. Un proceso de movilización tan intenso, tan revolucionariamente pacífico y democrático… que se me antoja, es el desafío del #25s. Entonces veremos como es el congreso ocupado.

La Revolución Democrática. Hacia una Asamblea Constituyente.

Anuncios

Acerca de muckrakerpost

Periodista de causas perdidas... Undercover en los medios empezando en el 2.0
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s